-
 

10 razones para admirar Lance Armstrong

Article posted on Domingo, noviembre, 28, 2010 at 06:48

Arisco y poco amigo de los periodistas, siempre había visto a Lance Armstrong como un tipo aburrido, gris y sin el más mínimo carisma. A pesar de mi afición al ciclismo y verlo año tras año vestido de amarillo en los Campos Elíseos de París, no encontraba ningún motivo para fijarme en una persona como él. Todo cambió cuando el ciclista corría para ganar su sexto Tour de Francia. Fue entonces cuando me interesé por la vida de aquel ciclista estadounidense a quien habían diagnosticado un cáncer testicular, que había sabido vencer la enfermedad y que había sido capaz de ganar una competición tan exigente como el Tour en repetidas ocasiones, escribiendo así una historia de superación personal como pocas. La lectura del libro ‘Mi vuelta a la vida’, escrito por él y Sally Jenkins, me hizo cambiar por completo la imagen que tenía del ciclista estadounidense.

Ahora que el siete veces campeón del Tour prepara la retirada definitiva del ciclismo para enero y mientras se ultiman los detalles para el rodaje de la película inspirada en su vida, quisiera exponerse 10 razones para admirar Lance Armstrong.

1 -) Por afrontar el cáncer con optimismo. Lo que en principio se había diagnosticado como un cáncer testicular resultó haberse extendido por los pulmones y el cerebro. Los médicos le daban menos de un 50% de posibilidades de salir con vida. Las posibilidades de volver a competir eran sencillamente inexistentes. Él no sólo confió en que sobreviviría sino que decidió que volvería al ciclismo profesional.

2 -) Por su trabajo, esfuerzo y tenacidad. Su determinación llegó hasta el punto de entrenarse a diario sobre una bicicleta estática en pleno tratamiento de quimioterapia (las imágenes del final del primer vídeo son impresionantes). Esta constancia la mantuvo a lo largo de los años, cuando volvió a competir para ganar el Tour. Entrenaba 365 días a la semana, Navidad, Fin de Año y todas las fiestas incluidas. Daba igual si llovía o si nevaba, si hacía frío o si hacía sol. Las adversidades climatológicas también se las encontraría en la competición y él sería el que estaría mejor preparado para resistirlas.

http://www.youtube.com/watch?v=e8vL7qod6Xs

3 -) Por darse cuenta de los motivos del cáncer y compartirlos. Armstrong explica en ‘Mi vuelta a la vida’ que su infancia y juventud en Tejas estuvieron marcadas por el resentimiento hacia el padrastro que le había maltratado. Evidentemente, nunca más quiso llevar su apellido.

4 -) Por la fortaleza mental. Armstrong utilizó también el poder de la mente para vencer la enfermedad. El tejano ya era fuerte mentalmente, ya que su madre —una persona muy especial para él— le había ido preparando: le obligaba a terminar las carreras, aunque en varias ocasiones había tenido que pasar la vergüenza de acabar último. La fortaleza mental usada para vencer la enfermedad pudo servirle después para aguantar todas las exigencias de la carrera. Claro que él también sufría al subir a ritmo un puerto de categoría especial pero, en lugar de aflojar, seguía pedaleando fuerte. Había aprendido a convivir con el sufrimiento y con ese “dolor justo allí donde músculo se agarra al hueso”. La frase que más me gusta de él, sale en su segundo libro, ‘Vivir cada segundo’: “el dolor es transitorio, pero el desánimo perdura toda la vida”. La enfermedad convirtió un corredor irregular en un campeón sin rivales.

5 -) Por salir adelante a pesar de arruinarse. El equipo por el que había acabado de fichar antes del diagnóstico (había conseguido lo que creía que era el contrato de su vida), el Cofidis, lo dio por poco menos que muerto y le retiró todo el apoyo, también el económico. El tejano se lo tuvo que vender casi todo para seguir los tratamientos. Volver a la competición tampoco fue fácil. Ningún equipo lo quería fichar. Así pues tuvo que empezar a correr sin sueldo y cobrando por resultados. Afortunadamente todo cambiaría con el ingreso al equipo del US Postal, dirigido por su amigo Johan Bruyneel.

6 -) Por haber ganado siete Tours consecutivos, de 1999 a 2005. Es el único que ha conseguido hacerlo y serán necesarios al menos cinco años más para que un ciclista supere la hazaña. El único que parece estar capacitado para hacerlo es Alberto Contador.

7 -) Porque no se ha demostrado que se dopara. Los grandes corredores siempre han estado bajo la sospecha del dopaje. Lance Armstrong debía someterse a pruebas durante todo el año y se jugaba la carrera como ciclista si se negaba a hacerlas. Los inspectores se presentaban en su casa sin previo aviso, a menudo en los momentos más inoportunos. El caso más alarmante fue cuando su esposa y él salían hacia el hospital porque ella iba de parto, tal como explica en el segundo libro. Los inspectores se le presentaron en casa justo entonces. Él no se pudo negar a hacer la prueba y ella tuvo que irse sola. Con escenas como aquella, no es extraño que se rompiera su primer matrimonio.

8 -) Por la generosidad hacia los compañeros. El objetivo de Lance Armstrong siempre era ganar el Tour y tenía todo el equipo sacrificándose para que él pudiera conseguirlo. Durante el resto de la temporada, era el tejano quien trabajaba para que los demás ciclistas del equipo consiguieran sus objetivos. Les hacía de gregario o incluso les llevaba la bebida y la comida, desde detrás del pelotón hasta llegar a la posición de cada uno.

9 -) Por montar la fundación LIVESTRONG y ayudar a los enfermos de cáncer.

 

 

Lance Armstrong al Tour de 2009, a la sortida de l'etapa de Barcelona. Foto: Albert Rossell

Lance Armstrong en el Tour de 2009, justo antes de la salida de etapa de Barcelona. Foto: Albert Rossell

10 -) Por ser osado y, después de estar tres años sin competir, presentarse en el Tour de 2009 con el objetivo de ganarlo. A sus casi, 38 años consiguió ser tercero. La convivencia entre los dos líderes del Astana, Alberto Contador y él, no fue nada buena y enrareció el clima en el seno del equipo. Ya se sabe que nunca puede haber dos gallos en un mismo gallinero. Ojalá que el flojo papel de Lance Armstrong en el Tour de 2010 no saque méritos a su brillante carrera y su historia de superación.

Fuentes:

  • ARMSTRONG Lance y JENKINS Sally (2007) ‘Mi vuelta a la vida’, Barcelona, RBA Libros
  • ARMSTRONG Lance y JENKINS Sally (2004) ‘Viure cada segon’, Barcelona, La Magrana
Share:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LaTafanera
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Posterous
  • email
Etiquetas: , , , , , , ,

Sense comentaris

Deixa un comentari





By Bitscuits