-
 

La alimentación del grupo sanguíneo B: el nómada

Article posted on Domingo, septiembre, 19, 2010 at 21:47

Los individuos del grupo sanguíneo B son los que pueden consumir una variedad más amplia de alimentos y comer de forma más equilibrada y sana. Son el término medio entre los dos extremos: el grupo O y el grupo A. Reaccionan de manera similar al grupo O al ingerir gluten proveniente del trigo y los productos de harina integral. Como su organismo no lo digiere bien y no lo quema como combustible, lo almacena como grasa. La ingesta moderada de lácteos, en cambio, les ayuda a conseguir el equilibrio metabólico.

El libro ‘Los grupos sanguíneos y la alimentación’ destaca que los alimentos que más les hacen ganar peso son el trigo, el maíz, las lentejas y la semilla de sésamo. Por el contrario, les hacen perder peso los vegetales de hoja verde, la carne, el hígado, los huevos y los lácteos. De hecho, según Peter J. de Adamo, el grupo sanguíneo B nació en un momento avanzado del desarrollo humano, cuando los hombres aprendieron a domesticar los animales y, por tanto, cuando incorporaron los lácteos en la dieta.

En el modo de combatir el estrés es donde se vuelve a ver que el grupo B es el punto medio entre dos extremos. No se sienten tan bien como el grupo O con los deportes competitivos ni tampoco necesitan tantos ejercicios orientados a la relajación mental, como el grupo A. De hecho, el programa de actividad física que mejor les va es una combinación de ambos: tres días a la semana de actividad intensa y dos de ejercicios de relajación, por ejemplo. También les gustan las actividades moderadas que incluyan otras personas, como el senderismo, las excursiones en bicicleta o las artes marciales menos agresivas. Cabe decir, que el grupo B es el que mejor afronta el estrés, ya que se mueve más fácilmente en las situaciones desconocidas.

Imagen de verduras y productos lacteos

Verduras y lácteos

Algunos rasgos de la personalidad

No debemos olvidar que los antepasados del grupo sanguíneo B eran los nómadas, que debían ser flexibles y creativos para sobrevivir. Estaban acostumbrados a adaptarse a nuevas tierras y climas desconocidos, así como al mestizaje racial. Quizás es por el hecho de estar genéticamente en armonía que el individuo del grupo B se relaciona mejor con los diferentes tipos de personalidad, se siente menos inclinado hacia el desafío y la confrontación y sabe apreciarse los otros puntos de vista: es empático. El equilibrio y la armonía son la mejor medicina para el grupo B. Los individuos de este grupo sanguíneo pueden ser más propensos a alteraciones del sistema inmunológico, como la esclerosis múltiple o el síndrome de fatiga crónica, pero también son los más capaces de vencer enfermedades del corazón y el cáncer.

Enlaces relacionados:

Fuente:

  • D’ADAMO, Peter J. (1998) ‘Los grupos sanguíneos y la alimentación’, Buenos Aires, Ediciones B Argentina
Share:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LaTafanera
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Posterous
  • email
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Sense comentaris

Deixa un comentari





By Bitscuits