-
 

Gaspar Hernandez: “Muchos lectores se sentirán identificados con el protagonista de ‘La terapeuta’, porque todos somos ansiosos”

Article posted on Jueves, febrero, 13, 2014 at 15:46

Gaspar Hernandez es periodista y escritor. Desde hace siete temporadas dirige ‘L’ofici de viure’ en Catalunya Radio, un programa de psicología. En este periodo, la faceta literaria de Gaspar Hernandez también ha estado marcada por la psicología y la terapéutica. Con la novela ‘El silencio’ (2009) ganó el Premio Josep Pla. En ‘L’ofici de viure bé’ (2009) recogía una serie de trabajos periodísticos . Y en ‘Contes per fer feliç’ (2011), escrito con Jordi Llavina , se dan herramientas a los padres para educar a los hijos en la gestión de las emociones. Ahora acaba de publicar ‘La terapeuta’ (2014), una novela cuyo protagonista es Héctor Amat, un actor que presencia un crimen y, para superarlo, recurre a la terapia de Eugenia.

–La mayoría de nosotros no hemos sufrido un shock tan grave como Héctor Amat. Sin embargo, cada vez más vivimos en una presión continuada. ¿Todos somos candidatos a ir a una terapeuta ?
–Somos candidatos a ir cuando la ansiedad nos paraliza o nos obstaculiza en nuestro día a día. Si no, no hace falta. Héctor Amat ya sufría ansiedad antes de presenciar el asesinato. Es un hombre normal, de cuarenta y pico años, con ansiedad. Muchos lectores se pueden sentir identificados con el protagonista porque, hoy en día, en menor o en mayor medida, todos somos ansiosos. La ansiedad, hasta cierto punto, es buena puesto que es una señal de alarma que, cuando se dispara, nos ayuda a sobrevivir como especie. Lo que pasa en nuestra sociedad es que se dispara muy a menudo y durante mucho tiempo. Vivimos constantemente bajo los efectos de la ansiedad y aquí ya hay un problema. La ansiedad está relacionada con el miedo al futuro por la situación actual.

Gaspar Hernandez i Albert Rossell.

Gaspar Hernandez y Albert Rossell.

–Antes de la crisis ya había ansiedad.
–No había tantos trastornos de ansiedad como hoy. No había miedo a que te echen del trabajo de un día para otro o que haya recortes y no puedas pagar la hipoteca. Es difícil de cuantificar, pero una manera de hacerlo es ver el volumen de tranquilizantes que se están recetando ahora mismo y los que se recetaban hace diez años. Se ha disparado muchísimo. Otro tema es que los tranquilizantes se recetan con mucha facilidad y alegría .

–¿Y qué ha cambiado respecto a la época de nuestros padres ? ¿No había tantos casos de trastornos mentales o no se sabían?
–Han cambiado muchas cosas. La familia y la religión tradicionalmente paraban los golpes emocionales. Hoy en día ni la familia ni la religión tienen el peso que tenían. Nos sentimos más solos y desamparados, y cada cual hace lo que puede. Por eso es importante el autoconocimiento y la gestión de las emociones. Además, el sistema nos exige más que a nuestro padres y vivimos vidas más aceleradas: tenemos que hacer más cosas, tenemos que realizarnos personalmente, queremos llegar a todo y hacerlo todo bien. Así la ansiedad está servida.

–Antes has hablado de la sobremedicación. En el libro también se trata el tema de la dependencia.
‘La terapeuta’ es una historia de dependencia. No debería existir la dependencia entre psicólogos y pacientes. Es mala, pero está pasando. Y también se está dando el enamoramiento del paciente hacia el psicólogo. También es difícil de cuantificar con datos, porque no hay pacientes que lo vayan reconociendo ni encuestadores que lo vayan preguntando, pero este fenómeno existe. La dependencia y el enamoramiento son grandes temas de la novela.

–Además de la ansiedad.
–Sí. Hay otro tema que es que nunca como ahora en la historia se había dado tanta importancia al yo. En buena parte es responsabilidad de Facebook. Nunca como ahora le habíamos dado tanta importancia a lo que pienso, lo que siento, a mis amigos… Hay una parte muy buena de las redes sociales que es el hecho de cerrar filas para combatir las desigualdades y para luchar contra injusticias. La otra parte es mirarse el ombligo. Estar pendientes de la opinión que los demás tienen de nosotros genera ansiedad. Es lo que le pasa al actor Héctor Amat. Quería que el protagonista de ‘La terapeuta’ fuera un actor, porque actualmente todos somos actores. Hace 20 o 30 años sólo se exhibían los actores. Hoy en día, todos nos exhibimos en mayor o menor medida.

–¿Escribir es terapéutico?
-Sí, sin duda. El libro ‘La terapeuta’ representa que está escrito por los personajes.
Creo que escribir es terapéutico, empezando por escribir un dietario, que es una práctica que recomiendo a todo el mundo, especialmente a aquellas personas que no saben cuáles son sus valores y sus talentos. Es una manera de empezar el trabajo del autoconocimiento. Te ayuda a ver cómo ha ido el día, a qué debes estar agradecido, qué tienes que cambiar de cara a mañana…

–¿Y correr?
–No sólo de meditación puede vivir el hombre. También está bien mover el cuerpo. Me gusta correr, a pesar de que no soy ningún experto ni he corrido nunca un maratón. Me gusta correr solo por el Empordà.

–A ti se te puede poner la etiqueta de escritor mediático. Pero los medios en que estás son sólo de alcance catalán. ¿Cuáles son las expectativas de ‘La terapeuta ‘ en castellano?
–En estos momentos, es un misterio. Es muy pronto para decir algo, porque el libro acaba de salir. Todo es posible. A ver qué pasa, porque efectivamente en Madrid no saben quién soy y en Andalucía y el País Vasco aún menos. Lo único que puedo decir, por lo que he ido viendo, es que los temas de los que el libro habla interesan. La semana pasada fui a Galicia. En el acto organizado por el Faro de Vigo había mucha gente y firmé muchos libros. Hay interés, pero es cierto que fuera de Cataluña no soy conocido.

–Ahora que eres un escritor súper ventas , ¿sientes la presión de las editoriales, en este caso de Grup 62, o eres tú quien tiene las riendas de cuando tienes que escribir y con qué plazos?
–La editorial ha sido muy respetuosa. He estado cinco años para escribir ‘La terapeuta’. Es un ritmo que no gusta a ninguna editorial del mundo, porque lo que quiere una editorial es publicar y ganarse la vida, lo que es perfectamente legítimo. La editorial ha respetado mi ritmo y, cuando yo he considerado que tenía un buen libro entre las manos, ha sido cuando lo he entregado.

–Me ha gustado la estrategia que estáis utilizando a las redes sociales para promocionar ‘La terapeuta’. A través de Facebook incluso hay la manera de leer el primer capítulo. Cuéntanos un poco esta estrategia.
–No hemos inventado nada. Es una estrategia que ahora se suele seguir con los libros. Hace unos años, a todos nos era más fácil gastarnos 18 euros en un libro [‘La terapeuta’ cuesta 18 euros] y, si no nos gustaba, podíamos dejarlo en la estantería. Hoy en día todos queremos estar más seguros de lo que compramos y no queremos dejar los libros a medias. Me ha parecido bien que la gente empiece a leer el libro y, si le interesa, entonces que lo compre. Yo he intentado escribir un libro que fuera atractivo desde la primera página y que no se pudiera dejar. Ahora recibo mails que me dicen “he dormido poco por culpa tuya, porque estaba enganchado al libro”. ‘La terapeuta’ se lee rápido, es corto. Antes comprábamos los libros a ciegas. Hoy está bien dar una garantía y facilitar la decisión de compra al lector. Lo que sí que hemos hecho es crear un newsletter. En Facebook puedes leer el primer capítulo de la novela, suscribiéndote al newsletter, que será un diario personal con mis reflexiones.

 

Share:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LaTafanera
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Posterous
  • email
Etiquetas: , ,

Sense comentaris

Deixa un comentari





By Bitscuits