-
 

La parte positiva de la enfermedad

Article posted on Miércoles, julio, 21, 2010 at 17:53

Pocas personas hablan tan claro de la enfermedad y de la interrelación entre cuerpo y mente como Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahlke. “El cuerpo nunca está enfermo o sano, ya que en él sólo se manifiestan las informaciones de la mente”. De hecho, el cuerpo debe su funcionamiento a las dos instancias materiales que solemos llamar conciencia (alma) y vida (espíritu).

Siguiendo con su teoría, todo tiene dos polos (día y noche, sol y luna, vida y muerte, masculino y femenino, consciente e inconsciente…). Los polos no tienen sentido sin su opuesto, ya que uno complementa al otro. Es la no aceptación, el rechazo o incluso el odio a uno de los dos polos lo que nos hace enfermar. Mediante el síntoma se manifiesta lo que le falta al ser humano. Si una persona se niega a asumir una realidad o un principio, este principio se introduce en el cuerpo y se manifiesta en forma de síntoma. De esta manera, el individuo no tiene más ‘remedio’ que asumir el principio rechazado. En palabras de los autores, “el síntoma completa el hombre, es el sucedáneo físico de lo que le pasa al alma, el síntoma es la concreción somática de lo que nos falta a la conciencia”.

Todo empieza con una presión psíquica (pensamientos, deseos, fantasías…), la cual causa primero trastornos funcionales y después trastornos físicos agudos (inflamaciones, heridas, pequeños accidentes…). Si el problema psíquico continúa, las afecciones se convierten en enfermedades crónicas y pueden acabar en procesos incurables, alteraciones orgánicas, cáncer, etc., que causan la muerte. Los casos más extremos son los defectos o trastornos congénitos (karma).

Para Dethlefsen y Dahlke, “la enfermedad es una expresión de la imperfección” humana y la ven como una oportunidad para la superación. Así pues, escuchar el cuerpo nos tiene que ayudar en nuestro autoconocimiento, que es el paso previo para la evolución, el crecimiento personal o como queramos llamarlo.

El libro ‘La enfermedad como camino’ plantea un método para el descubrimiento profundo de las enfermedades. Los autores repasan la mayoría de las patologías (y dan la explicación psicológica) relacionadas con el sistema inmunitario, la respiración, la digestión, los órganos sensoriales, la piel, la sexualidad y el embarazo, el corazón y la circulación sanguínea, el aparato locomotor y los nervios, etc. Incluso aseguran que los accidentes son provocados de manera inconsciente. Así, los siniestros de tráfico se sufren cuando seguimos un camino no indicado y no lo abordamos conscientemente. Otros ejemplos de problemas psíquicos que tienen consecuencias físicas son los conflictos que perturban, los que causan las inflamaciones. Las alergias son provocadas por el miedo y la agresividad contra determinados símbolos (aquellos a los que se es alérgico). Los dolores de cabeza son producidos por los modos de pensar erróneas, siguiendo criterios equivocados u objetivos dudosos. Las depresiones son producidas por la agresividad reprimida que, al no exteriorizarse, es proyectada hacia uno mismo; también tienen que ver con el miedo a asumir la responsabilidad. El libro da explicaciones de cientos de patologías y dedica un capítulo entero a enfermedades como el sida y el cáncer.

Imagen del libro 'La enfermedad como camino'

Fuente:

  • DETHLEFSEN Thorwald y DAHLKE Rüdiger (1993) ‘La enfermedad como camino’, Barcelona, Random House Mondadori

Blogosfera:

Share:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LaTafanera
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Posterous
  • email
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Sense comentaris

Deixa un comentari





By Bitscuits